Artículo: ¿Sitios patrimonio de la humanidad o parques temáticos?

La investigadora española Beatriz Santamarina asegura que el Carnaval de Barranquilla está en peligro. Mincultura reconoce que este título plantea algunos “riesgos”.

Por: Redacción vivir

Tomado de: elespectador.com

Abril 26 de 2013

http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/vivir/articulo-418676-sitios-patrimonio-de-humanidad-o-parques-tematicos

CarnavalBarranquilla

Carnaval de Barranquilla. – Fuente: El Espectador

El anuncio de que un sitio o una manifestación cultural empezará a ser considerada patrimonio de la humanidad es motivo de celebración y, además, sinónimo de protección: este título busca blindarlos de la desaparición.

¿Alguien se atrevería a pensar lo contrario?

Beatriz Santamarina, investigadora de la Universidad de Valencia en España, asegura que además de las ventajas, son evidentes los riesgos tras un reconocimiento como estos.

Antes de ser declarado como patrimonio de la humanidad, el barrio histórico de Colonia de Sacramento –al sureste de Uruguay– era simplemente el ‘barrio sur’, un entramado de calles de piedra, de vida popular y de mucho movimiento. En 1995 este lugar fue reconocido como patrimonio de la humanidad de la Unesco y hoy es apenas un destino en los mapas turísticos del país, que se muere cada noche cuando los viajeros vuelven a sus hoteles. De los habitantes originales del barrio del sur quedan apenas unos cuantos.

A Machu Picchu sólo podrían llegar 800 personas diarias –la cifra máxima para poder conservar este santuario–, sin embargo son casi 2.000 los caminantes que recorren los 64 kilómetros del camino Inca cada día y que aportan cada vez más a su deterioro. Y en Barranquilla, ya son lejanos los recuerdos del carnaval que desfilaba por el frente de las casas y podía ser contemplado sin necesidad de ocupar un palco, que hoy puede costar entre $100.000 y $500.000. La lista de ejemplos es larga, pero estos casos son una prueba clara de las transformaciones que sufren los lugares o manifestaciones culturales, cuando son declarados patrimonio de la humanidad de la Unesco.

“Tras ser declarados como patrimonio, de repente los bienes empiezan a tener un aumento acelerado del turismo y una demanda de consumo cada vez mayor. Esa es una de las contradicciones: se hace la declaratoria para conservar y muchas veces pasa lo contrario”, dice Santamarina para empezar a explicar sus dudas frente a estos reconocimientos.

Agrega además que en ocasiones el patrimonio pierde su esencia y termina siendo lo menos importante, debido a que los bienes pasan a ser “parques temáticos” como ocurre en el caso de Colonia de Sacramento. En sus palabras, “termina siendo una paradoja: el barrio se ha convertido en un espectáculo. Sus habitantes tradicionales fueron desplazados y ahora es un espacio elitista, que pueden ver sólo unos cuantos”.

¿Cuál es la posición del Ministerio de Cultura de Colombia al respecto? Juan Luis Isaza, director de Patrimonio rechaza la visión de Santamarina: “No entendemos sobre qué base o qué información o seguimiento la investigadora dice que la esencia de las manifestaciones materiales e inmateriales estaría perdiéndose tras su declaratoria como patrimonio de la humanidad. Es una afirmación riesgosa para hacer en términos generales”.

Sin embargo, aunque resalta las ventajas de identificar y proteger los bienes culturales, entre las que se destaca la difusión del sitio a nivel mundial por parte de la Unesco, Isaza reconoce que “las declaratorias y procesos de inclusión en la Lista Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad implican algunos riesgos”.

¿Representan realmente a la humanidad?

Santamarina advierte que la lista de bienes culturales y naturales de la Unesco está basada en parámetros occidentales: “Es muy curioso, la mayoría de bienes culturales están en Europa, el 80% de los bienes religiosos son cristianos, sobretodo católicos, y en lugares como África priman los bienes naturales. Es un mapa que no coincide con la realidad porque en todos los sitios del mundo hay patrimonio cultural y natural”.
Otro de los aspectos que destaca la investigadora tiene que ver con el proceso que implica una declaratoria. Para Santamarina, este es uno de los motivos por los que los parámetros para las declaratorias deberían reformularse. Además, porque todos los países no tienen la posibilidad de adelantar los procesos que se requieren para solicitar este reconocimiento ante la Unesco. “No todos tienen el nivel de burocracia para presentar todos los requisitos, pues se trata de un proceso largo. Hay países que definitivamente no se lo pueden permitir pero que no haya declaración no significa que no tengan patrimonio”.

‘El Carnaval ya no es el mismo’

Que las manifestaciones culturales como el Carnaval de Barranquilla terminen convertidas en un espectáculo, es uno de los mayores riesgos que advierte Santamarina. Una de las barranquilleras que vende entradas para los palcos, y que prefirió reservar su nombre, le dijo a El Espectador que “el carnaval ya no es el mismo, hay espacios en los que sólo pueden entrar las personas que tengan los recursos”.
Al respecto Isaza señala que los cambios que ha sufrido esta manifestación, y la tendencia hacia la comercialización y el consumismo, “no son consecuencia exclusiva de un proceso de patrimonialización”. Para Isaza, no se puede desconocer que todas las manifestaciones culturales están sujetas a las presiones externas con intereses que muchas veces no están relacionados la conservación. Con el fin de mitigar estos problemas, el Ministerio de Cultura viene apoyando a la comunidad y a la Secretaría de Cultura de Barranquilla para formular un plan especial de salvaguardia para el carnaval.

Precisamente Santamarina señala que no se trata de dejar de hacer nuevas declaratorias sino de adelantar planes de manejo en cada uno de los lugares o manifestaciones, para evitar transformaciones aceleradas o el deterioro de estos espacios. “Se supone que es algo bueno, una categoría muy atractiva, pero es necesario replantear estos reconocimientos para que lo que se quiere proteger no termine sufriendo el efecto contrario”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s